• En Dlastframe procuramos sacar a la luz todos aquellos animadores que están pasando desapercibidos por el sector de la animación en España o no se les conoce lo suficiente, y que cuentan con [...]
    ¿Qué es demo reel? Un demo-reel es un video normalmente de corta duración donde se muestran las habilidades de un animador. Debe ser ágil, y sencillo de entender, y el posible recruiter que esté [...]
    Tanto si eres un animador veterano como si te estás introduciendo ahora en éste sector difícil de la animación, éste post puede interesarte. Siempre nos irá bien recordar unos mínimos o buenas [...]
    El blog de Dlastframe se define por traer trabajos de artistas de todo el mundo desarrollados en diferentes técnicas de animación. Desde cortometrajes, videojuegos, películas o publicidad. Pero [...]
    ¡Hoy os traemos un trailer recién salido del horno! Sunshine Animation Studio es un estudio madrileño especializados en animación al que seguimos la pista desde hace ya unos años. Personalmente [...]
    Un año más el Mercado de Animacion, Videojuegos y New Media 3D Wire se prepara ésta vez para su novena edición, un encuentro que no deberíais perderos (del 5 al 8 de Octubre de 2017). ¿Porqué [...]
    ¿Qué es un CHAN? En Dlastframe nos gusta probar nuevas fórmulas para que los animadores os comuniquéis, y no hemos querido conformarnos con poner el clásico foro de discusión. Así pues hemos [...]
    Llevamos siguiendo de cerca el proyecto de videojuego que está siendo desarrollado en nuestras tierras The Crow’s Eye, por el estudio indie 3d2 Entertainment. Y hoy mismo al fin, día 20 de [...]
    Un año más tenemos una cita en el 3D Wire en su octava edición, un festival que nos encanta por su utilidad en el sector de la animación (y también videojuegos y new media), por la facilidad de [...]
    Nos gusta ver como poco a poco las campañas de crowdfunding se hacen realidad, y mas en proyectos que se desarrollan en nuestro país. En este blog intentamos estar al dia de estos trabajos [...]
  • Posteado el por HectorZ

    Nuestro primer y ultimo largometraje de animación que pudimos ver en Sitges, fue  Surviving Life de Jan Svankmajer. Una sesión algo dura a mi parecer, mis explicaciones vendrán mas adelante.

    Antes de ver el film pudimos ver Les bessones del carrer de Ponent y Martyris, dos cortometrajes que pasaron antes de la película, los dos realizados en Stop Motion.

    Les bessones del carrer de Ponent

    Quinto cortometraje de este dúo de creadores catalanes, enmarcado, como sus dos obras más recientes, Violeta, la pescadora del mar negro y Cabaret Kadne, en la tradición de la animación stop motion siniestra.

    Personalmente tenia muchas ganas de ver este cortometraje, podéis ver el post previo que escribimos sobre él. No esperábamos otra cosa que lo visto en pantalla, un corto técnicamente muy bien acabado, y un diseño en su linea. Con una historia de lo más angustiosa, por no hablar de las protagonistas.. En general un cortometraje con un buen resultado, que hizo quedar petrificado a más de un espectador del público al presenciar según que escena.

    Martyris

    Una figura emerge del retablo de una iglesia para poner en práctica la ayuda al prójimo. En el camino se encuentra con extraños a quienes trata de salvar de la muerte, sólo para darse cuenta de que todos ellos tienen vocación de mártires.

    Surviving Life

    Anunciada por el propio director como su posible última película, Surviving Life cuenta la historia de Evzen, un hombre casado que una noche sueña que flirtea con una joven llamada Eva. Con el sueño convertido en una obsesión, Evzen se ve abocado a visitar a un psiquiatra y se inicia entonces una amalgama de universos: los recuerdos de la infancia que elabora en terapia, la vida con su mujer y su recurrente sueño, en el que su romance con Eva va progresando. Genio de la animación, en este imaginativo collage, Svankmajer juega con actores de carne y hueso y un stop-motion que incrementa la sensación de irrealidad.


    He de aclarar, que no teníamos intención alguna de entrar en esta sesión, y no íbamos muy predispuestos a disfrutar de esta película. El porqué, aparte de la trayectoria de Jan Svankmajer y que varias personas nos habían dicho: ánimo!! que disfrutéis!! con una sonrisa malévola en su rostro… Fueron un cúmulo de malas vibraciones que nos hicieron mal pensar.

    Reconozco que fue algo dura al principio, pero a medida que te ibas acostumbrando a sus animaciones, e ibas conectando con el hilo argumental, cada vez te adentrabas más en la película. Al principio estuve apunto de rendirme, pero gracias a no hacerlo pude disfrutar de una buena película, que aunque no la ponga entre mis favoritas me dejó una buena sensación.

    Deja un comentario